7 trucos para organizar tu armario

Armarios Cocina Facil

¿Tu armario se ha convertido en el reino del desorden? ¿Se acumula la ropa sin control? Entonces debes tomar una fácil decisión: organizar tu armario. No es una tarea tan ardua como puede parecerte. Nosotros te lo vamos a demostrar enseguida, con 7 trucos para organizar tu armario.

7 trucos para organizar tu armario

Junta la ropa y agrúpala. Junta toda la ropa que tengas desperdigada por la casa (en armarios, cómodas, cajoneras…) y agrúpala por tipos (ropa de cama, lencería del hogar, ropa interior, toallas, pantalones…). Eso te permite saber qué es lo que tienes realmente, y poder decidir qué quieres guardar y qué tirar.

Deshazte de lo que no vayas a usar. Una vez que ya la hayas reunido y, antes de ordenarla, deshazte de toda la que no usas. Distribuye la ropa en 3 montones: uno con lo que tienes claro que quieres quedarte, otro con las cosas para tirar directamente, y un tercero con lo que necesitarías arreglar. Luego, focaliza tu atención en el montón de lo que quieres arreglar y vuelve a valorar si realmente merece la pena ese esfuerzo, o si es mejor que pases esas prendas a la pila de tirar.

Hazlo de un tirón. Una vez que te pongas en ello, no lo dejes a medias. Es igual si tardas más de un día, pero que sean seguidos. Así tendrás resultados inmediatos y eso te motivará a hacerlo de forma radical.

Agrupa por colores. Uno de los trucos que propone es guardar tus prendas agrupadas por colores y de más oscuro a más claro, de modo que las prendas más oscuras y pesadas te queden a la izquierda, y las más claras y ligeras a la derecha. Así resulta mucho más ligero visualmente, te da mayor sensación de orden, y encuentras lo que buscas y con qué combinarlo mucho más rápidamente.

Dobla la ropa en tres pliegues. Hace unas semanas te hablábamos del método Marie Kondo, pues bien este es uno de sus secretos. Solo tienes que doblarla en tres pliegues y guardarla en vertical. Te lo mostramos en este video.

Al alcance de tu mano. Se trata de un truco básico, consiste en dejar la ropa y accesorios que más usas al alcance de la mano, y todo lo que no uses habitualmente en los sitios menos accesibles.

Elige tu ropa con antelación. Puede que esto no te parezca un truco para ordenar tu armario, pero si lo piensas bien verás como si que te puede ayudar. Si la noche anterior piensas en la ropa que te vas a poner el día siguiente, ahorrarás tiempo y no caerás en la tentación de probarte infinitas combinaciones y dejarlo todo por medio con las prisas.

¿Qué te ha parecido? ¿Tienes tu también algún truco que puedas aportarnos? Déjalo en los comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s