Los trucos definitivos para no tener que planchar la ropa

puerto-inirida-1840312_640

Una de las tareas del hogar que más odiamos es la plancha. Amontonamos prendas sin cesar. Planchar puede ser aburrido, pero es necesario si queremos contar con un aspecto presentable. Ahora bien, en algunos casos conseguir el acabado que precisamos es una tarea muy ardua. Por eso para evitar que tengáis que planchar todo y sea más fácil tener el acabado perfecto, hemos preparado este post.

Cómo mantener la ropa planchada

Para que tu ropa no esté arrugada cuando te la quieres poner o bien para poder plancharla rápidamente deberás de seguir unos parámetros.

  • Sacar la ropa de la lavadora según termine. Resulta muy recomendable extraer la ropa de la lavadora una vez termine el programa de lavado y centriugado. Sin dejar pasar apenas tiempo. De esta manera, lograremos que la ropa se asiente en una posición en la que aparezcan las arrugas.
  • Sacudir las prendas nada más sacarlas de la lavadora o secadora. Antes de tender la ropa tenemos que sacudirla para eliminar los restos de pelusas y estirarla para restar las arrugas que haya adquirido en el proceso de lavado.
  • Tiende las prendas respetando su forma natural y bien estiradas. Debemos fijarnos en la forma de la prenda que vayamos a colgar. Tendremos que tenderla de manera que se adapte a su posición básica para no crear más arrugas.
  • Cuélgala según el tipo de ropa y tejido. No es lo mismo tender un pantalón vaquero, que un vestido de verano o una blusa de lino. Para ello, podemos fijarnos en las etiquetas, que en ocasiones nos avisan de que ciertas prendas no es recomendable que se sequen colgadas en una cuerda.
  • Las pinzas, en lugares que no se noten. A la hora de colocar las pinzas intenta hacerlo en lugares estratégicos, donde las marcas puedan disimularse o donde no vaya a crearse. Las costuras de la ropa suelen ser un buen lugar. En pantalones y faldas, la cintura puede ser el mejor sitio. Las camisas y camisetas suele ser bueno colgarlas boca abajo o en una percha, que darán la forma de nuestro cuerpo.
  • Las grandes telas tenderlas dobladas. Las toallas, manteles, sábanas o mantas es recomendable doblarlas a la mitad. Si se doblan en más partes tardarán más marcas y tardará más en secarse.
  • No dejar la ropa seca tendida. Una vez que las prendas estén secas hay que retirarlas para evitar que el sol y el aire las dañe. El mejor lugar para colocar el tendedero es un sitio donde haya corriente de aire y las prendas no estén en contacto directo con el sol.
  • Guardar la ropa de manera adecuada. Nada más retiremos la ropa del tendedero se deben alisar con las manos en una superficie plana e introducirla en el armario bien doblada y asegurándonos de que no queden arrugas.

Si seguimos todos estos consejos evitaremos sacar tan a menudo la plancha o por lo menos, cuando lo hagamos, no tendremos que esforzarnos tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s