Cómo preparar tu botiquín de verano si viajas con niños

El verano es una época más propensa a realizar actividades distintas y en familia. Asumimos algunos riesgos más que el clásico bajar al parque a jugar con nuestros hijos. Vamos a la playa, a la piscina, montamos en bici, salimos al campo… actividades que pueden suponer “pequeños riesgos”. Éstos, pueden ser subsanados si contamos con un botiquín, a mano, con todo lo que necesitamos para estas emergencias. ¿Preparados? Vamos a montar nuestro botiquín de verano.

botiquín

Prepara tu botiquín de verano

Material de curas: apósitos, tijeras, esparadrapo, antiséptico (alcohol, agua oxigenada, povidona…

Un termómetro, preferentemente irrompible.

Tu medicamento habitual para la fiebre y el dolor. Ibuprofeno o paracetamol: tu eliges lo que va mejor a tu cuerpo. También, si tienes pensado caminar mucho, quizás te convenga echar en el botiquín alguna pomada analgésica para calmar dolores o molestias en una zona local.

Un antidiarreico, sobre todo si viajas a zonas en las que desconoces la calidad del agua y de los alimentos. Las altas temperaturas y la deshidratación que causa la diarrea hacen que sea indispensable rehidratarnos, por lo que el suero también será un buen aliado.

Antiácidos. Las probabilidades de que comas más de la cuenta o ingieras alimentos que tu estómago no tolera bien son altas en vacaciones. Vete preparado para las digestiones pesadas y un posible ardor de estómago.

Si tienes alergia, recuerda llevar antihestamínicos. Aunque no es especialmente época de polen, si eres alérgico al polvo o a los ácaros, te pueden afectar en los típicos apartamentos de verano que no se usan habitualmente.

Repelente de insectos, siempre teniendo en cuenta el destino del viaje y la edad de quien lo va a usar. También es recomendable llevar una loción de amoníaco para el alivio inmediato de picaduras de mosquitos o medusas. Recuerda también nuestro consejo para hacer trampas de insectos.

Protector solar y productos para cuidar la piel. Recuerda usar un fotoprotector a diario, ya que la quemadura solar es uno de los problemas más peligrosos y recurrentes de la época estival. Aplícatelo 30 minutos antes de salir de casa, renuévalo cada 2 horas y aplica de nuevo tras cada chapuzón si te bañas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s